"Más señales, mayor diversidad de contenidos, mejor calidad de imagen y sonido, nuevos servicios, nuevos operadores, liberación de espectro para nuevos usos, son al día de hoy algunos de los beneficios de la política pública que establece la Ley de Televisión Digital Terrestre. Los otros, aquellos que nos depara el futuro, sin duda nos van a sorprender", fueron las palabras iniciales de la presidenta del Consejo Nacional de Televisión, Catalina Parot, en la apertura del Seminario Internacional "Hacia el encendido de la televisión digital terrestre: Perspectivas y desafíos", organizado por la Embajada de Japón en Chile, el CNTV y la Subsecretaría de Telecomunicaciones, que se realizó durante esta mañana.

La comisión nipona que se encuentra en el país arribó para asistir a este seminario internacional que tiene como objetivo impulsar el encendido digital en nuestro país y acelerar el proceso de migración a través de la norma japonesa, ISDB-T, adoptada por nuestro país previa vigencia de la Ley 20.750, promulgada en mayo de 2014, con la meta de realizar el encendido digital el año 2020.

A la fecha el proceso de migración de analógica a digital es de un 17% del total de antenas transmisoras en Chile. "El CNTV ha desarrollado un portal destinado a facilitar el proceso de migraciones el que hoy se puede realizar en un 100 % de forma digital. También realizaremos las gestiones necesarias, partiendo por intentar una coordinación entre los canales de TV y los municipios, a fin de iniciar, en el menor tiempo posible, la entrega de los dispositivos que permita llegar con televisión digital a los lugares más apartados", recalcó la presidenta CNTV.

La Ley de TV Digital Terrestre, que hace posible el tránsito de los actuales canales hacia la televisión digital, estableció, además, una serie de incentivos para la aparición de nuevos canales, regionales, locales y locales comunitarios, así como nacionales y regionales que puedan ser calificados como señales culturales y/o educativas, señalando en su artículo 50 que reserva un 40% del espectro para este tipo de industrias.

Desde la vigencia de la ley, se han entregado 35 nuevas concesiones de carácter nacional, regional y local. Entre los nuevos operadores de estos canales hay universidades, radios y proyectos particulares lo que implica un aumento de la oferta programática y de contenidos audiovisuales en el país.

Los beneficios que este salto tecnológico traerá al país es uno de los temas centrales de la comitiva japonesa encabezada por el Vice Ministro Parlamentario de Asuntos Internos y Comunicaciones de Japón, Toru Kunishige.

Según cifras del Gobierno Japonés, el impacto económico que tuvo en el país este salto tecnológico fue de 2.493 mil millones de dólares, lo que se generó entre los nuevos negocios, servicios y equipamiento tecnológico.

En el seminario se dio cuenta del amplio trabajo de promoción y difusión que realizó Japón en su país para el despliegue digital. "Creamos una mascota publicitaria que estaba en todas partes y pusimos publicidad en todos los centros deportivos. Es por eso que un año antes del apagón analógico el 95% de la población ya estaba preparada y en conocimiento", señaló Hiroaki Kimura del Ministerio de Asuntos Internos y Comunicaciones de Japón.

También, en el encuentro, expusieron su trabajo y avances a la fecha los representantes de las asociaciones de televisión en Chile como Arcatel y Anatel.

Artículos Relacionados