Hasta octubre último, la cifra acumulada de reclamos era de 7.380, mientras que en igual período del año pasado se registraron 3.538. Los argumentos más utilizados son que los canales desinforman, denigran a las personas o emiten imágenes violentas.

Patricia Cerda F. /El Mercurio

Que Chile despertó y ha empezado a expresar sin tapujos sus demandas, es una de las frases más repetidas en las últimas semanas. Una que bien podría reflejar el comportamiento del público de la televisión abierta que durante los últimos años ha comenzado a manifestar con claridad lo que le gusta y lo que no de los contenidos que les ofrecen los canales nacionales.

Un dato que refleja el comportamiento de los televidentes es que las demandas ciudadanas al Consejo Nacional de Televisión (CNTV), prácticamente, se han duplicado este año respecto de igual período de 2018: de enero a octubre pasado las denuncias acumuladas eran 7.380, casi el doble de las 3.538 que hubo en 2018 y sobre las 4.726 que se habían acumulado en 2017. En el mismo período de 2016 se registraron solo 1.332.

Cifras históricas

En el CNTV ya se habla de un año con cifras históricas en cuanto a la recepción de reclamos ciudadanos y, aunque pudiera pensarse que fue el movimiento social el que los impulsó, la realidad es que ya en junio esta cifra ascendía a 6.209 reclamos.

Durante ese mes se recibieron más quejas de las habituales (3.426), gran parte de ellas criticando que TVN mostrara en su noticiario '24 Horas' un informe psicológico de Fernanda Maciel. Se trata del caso de la joven de 21 años asesinada, que estando embarazada desapareció en febrero de 2018 y un año y cuatro meses después su cuerpo fue encontrado escondido en una bodega cercana a su hogar. Esto fue repudiado por más de 1.900 personas solo por la emisión en la edición central del informativo, lo que se sumó a la edición de la medianoche (225 denuncias) y de la tarde (61), entre otros temas que fueron objetados ese mes.

Respecto de cómo evaluó el público el tratamiento que hicieron los canales de las protestas ciudadanas, desde el CNTV comentan que entre el 18 de octubre y el 14 de noviembre pasados han llegado 671 denuncias, gran parte de ellas por la cobertura informativa.

Algunos de los motivos son que los televidentes critican la violencia excesiva que muestran las imágenes, que se vulnera la dignidad de las personas o la falta de pluralismo.

Rodrigo Flores, director del centro de investigación de audiencias Etnográfica+Research, cree que los reclamos han aumentado, principalmente, por tres factores: el primero, es la masificación de la tecnología y las redes sociales, lo que —y este es el segundo factor— hace más fácil compartir opiniones y críticas sobre la pantalla. Pero la razón principal del alza sería 'que el televidente ahora tiene una opinión más crítica y está más alerta de lo que pasa. Además, existe esta idea colectiva de que la TV no dice la verdad', resume el antropólogo y analista.

De todas formas, hay que considerar que una cosa son las denuncias y otra las que realmente se transforman en cargos y sanciones concretas emitidas por el organismo, ya que, en muchos de los casos, las quejas apuntan a temas que no están dentro de la competencia del CNTV. Recién a partir de enero próximo se podrá tener información sobre qué porcentaje de los reclamos de este año fueron acogidos, después de los descargos presentados por cada canal.

Desde el organismo comentan que históricamente el 10% de las quejas presentadas cada año resultan con alguna multa o sanción.

El momento actual

El CNTV ha recibido entre el 18 de octubre y el 14 de noviembre 671 denuncias, la mayoría referida a la cobertura que se ha dado a las protestas ciudadanas.

Artículos Relacionados