Lo que se ha llamado "el apagón analógico" de la televisión, es el proceso a través del cual se debe substituir la tecnología analógica por la digital, que entrega una mejor calidad técnica a las transmisiones televisivas y más eficiencia en el uso del espectro radio- eléctrico.

Los países han adoptado distintas normas técnicas que permiten la transición análoga a digital1 del sistema televisivo y han generado políticas para la implementación de esta tecnología que significa un cambio en distintos ámbitos, legislativo; de inversión; de producción de contenidos.

Este estudio recoge los datos de la consultora Cullen International -proveedor independiente de información regulatoria-, activa en 60 países.

Artículos Relacionados