A contar del próximo 27 de marzo se podrá ver, en los canales de televisión abierta, la franja electoral por el plebiscito constitucional del 26 de abril de 2020.

Se trata de la tradicional propaganda televisiva que usualmente se emite al mediodía y antes del noticiero central de la noche. Para esta ocasión se plantean horarios similares, sumando 30 minutos diarios divididos en partes iguales para la mañana y tarde.

Así como el origen del plebiscito es distinto a otras convocatorias, también lo es el que, por primera vez, podrían participar de la franja electoral organizaciones de la sociedad civil. Esa es la propuesta comunicada por la presidenta del Consejo Nacional de Televisión (CNTV), Catalina Parot, la que deberá ser aprobada por el organismo en la sesión del 6 de enero.

'Las normas relativas a definición de quiénes van a participar y la definición del tiempo le van a corresponder al CNTV; es decir, los artículos que antes estaban contemplados en la Ley de Votaciones Populares y Escrutinios, que se referían a los plebiscitos de carácter nacional, no se aplican a este plebiscito', dijo Parot a 'El Mercurio'.

De esta manera, la franja electoral considera 7 minutos y medio para cada una de las opciones consultadas: sobre iniciar el proceso constituyente: Apruebo, rechazo (cédula 1); y, Convencional Constitucional, Convención Mixta Constitucional (cédula 2).

Respecto de esas alternativas, el CNTV deberá asignar los tiempos y quiénes participarán de la propaganda. Por una parte estarán en la franja los partidos políticos con representación en el Congreso, así como los parlamentarios independientes; pero, 'por primera vez, se abre la posibilidad de que en la franja haya actores distintos a los partidos políticos, por ejemplo, actores de la sociedad civil. Y esa es una definición que deberá tomar el consejo seguramente el día 6 de enero', explicó Parot, al referirse a los principios rectores de la propuesta de propaganda, específicamente al de inclusión.

Vale decir, representantes de la sociedad civil podrían tener tiempo en la franja, sin que necesariamente su participación se enmarque en el espacio de una colectividad política. Sobre quienes serían considerados: ONG ambientalistas, juntas de vecinos, la Sofofa, la CPC, el Colegio de Profesores, las universidades, la CUT o las iglesias, por nombrar algunas, señalan en el CNTV en referencia a la decisión que sería posible porque la reforma constitucional aprobada a partir del acuerdo de noviembre pasado no lo especifica.

Son varias las opciones que trabaja el CNTV para dar cabida a la participación de todos los interesados en ser parte de la franja de televisión. Por lo pronto, se piensa hacer una convocatoria durante diez días aproximadamente, período en el cual se inscribirán quienes quieran hacer propaganda.

Entre los requisitos que se contempla solicitar a las organizaciones están los de tener una antigüedad mínima de cinco años, cumplir con un número de integrantes y no tener fines de lucro, condiciones que debe aprobar el consejo.

'La primera opción es que los partidos políticos que estén por una alternativa, se pongan de acuerdo en la distribución del tiempo, y si no lo hacen, entonces el consejo nacional, de conformidad a ciertas reglas a definir, irá distribuyendo el tiempo sobre la base de lo que establece la ley sobre igual tiempo para cada una de las cuatro opciones', anticipa la presidenta del CNTV.

Otra fórmula que se ha analizado es hacer una entrega en proporción del total del tiempo sumado durante los 28 días de franja: 840 minutos, los que serían distribuidos en una fórmula denominada 'bolsa de minutos', la que podría ser una solución ante un eventual interés desbordado por hacer propaganda, por parte de demasiados actores.

 

 

Artículos Relacionados