Los temas que resultaron ganadores destacaron la búsqueda de una identidad chilena, a través de historias reales, ficciones o mostrando los paisajes del país.

Magdalena Espinosa /Diario Financiero 04.08.20


Este año, el Consejo Nacional de Televisión(CNTV) entregó al fondo más grande para la realización de proyectos audiovisuales desde que se creó el concurso en 2011, $ 4.585 millones para financiar ocho categorías, que van desde obras de ficción a documentales y producciones infantiles.

Durante el proceso se presentaron 299 proyectos, de los cuales se eligieron 19 ganadores, y contó con la presencia de algunas casas productoras destacadas como, por ejemplo, Punkrobot Estudio, una asociación que consiguió el primer Óscar para Chile con Historia de un oso.

Cuenta la presidenta del consejo, Catalina Parot, que aun cuando a nivel nacional y mundial se está enfrentando una dura crisis económica, el CNTV decidió ampliar los fondos disponibles para 2020, con el objetivo de potenciar el alto nivel que la industria chilena ha alcanzado en los últimos años. Esto especialmente luego que se reconociera internacionalmente en varios certámenes el largometraje de Sebastián Lelio, Una mujer fantástica.

Aun así reconoce que no es suficiente sólo con la ampliación de este monto y es que, a su juicio, se debería contar con una mayor cantidad de recursos gubernamentales para seguir impulsando el talento nacional de los artistas audiovisuales.

'En esta industria existe un tremendo potencial, y esto queda en evidencia con la presentación de casi 300 casas productoras que demuestran que hay un talento que necesita ser apoyado. Sobre todo, hay que destacar la altísima calidad de las producciones, que también refuerzan la imagen de país. Las obras de arte permiten fortalecer y resaltar nuestra identidad, llenando los vacíos que dejó la crisis de la televisión abierta', expresa Parot.

El desarrollo Audiovisual

La adjudicación de estos montos por parte del Consejo Nacional de Televisión tiene un doble objetivo.

El primero de ellos apunta al desarrollo industrial audiovisual en Chile, mientras que el segundo busca introducir contenido de calidad en las señales abiertas para quienes no tienen acceso a pagar plataformas digitales como Netflix o Amazon Prime.

En ese sentido, la presidenta del CNTV destacó que los casi 300 proyectos que concursaron para ganar alguna de las ocho categorías pertencieron a empresas serias, con una buena ejecución de sus propuestas en los ámbitos técnicos, de narración de contenidos y financieros.

'Es una industria con mucha capacidad de generación de empleos, tanto directo como indirecto, que al mismo tiempo permite a Chile poder posicionarse a nivel internacional y, así impulsar el turismo local', consideró Parot.

Detrás de una Identidad

Por esta razón, uno de los criterios fundamentales para la elección de los ganadores fue la exploración de la identidad chilena en sus obras artísticas. Un ejemplo de ello, contó Parot, es el proyecto de Gonzalo Vergara llamado Mapa Mágico de Chile; una serie documental de seis capítulos que narra la aventura de Jean Paul Olhaberry, por los rincones que esconden historias sobrenaturales, donde habitan machis, sanadores, personajes enigmáticos, creencias y leyendas populares de nuestro país.

También destacó otra serie documental, bajo el título Pasaporte Ciencia -de Juan Cristóbal Guzmán-, que presenta a chilenas y chilenos repartidos en el mundo que, con mucho esfuerzo e incluso a veces pagando un alto costo personal, están protagonizando los avances y descubrimientos del Siglo XXI.

'Todas las historias presentadas nos hablan del espíritu de cómo nos conectamos como chilenos. Queremos que nos cuenten esos relatos de quiénes somos', relató Parot. Según su opinión, esto es muy importante teniendo como telón de fondo los efectos del estallido social en el país; la búsqueda de la identidad nacional, tanto a nivel social como en los diferentes paisajes del territorio.

La actividad se desarrolló de manera online y contó con la participación del ministro Secretaría General de Gobierno, Jaime Bellolio; de la ministra de la Cultura, las Artes y el Patrimonio, Consuelo Valdés; consejeros y consejeras del CNTV, además de los directores de canales de televisión y realizadores audiovisuales.

Artículos Relacionados