La Educación en Medios Audiovisuales entrega herramientas para comprender y analizar los contenidos audiovisuales -como series, noticias, publicidad o videos en línea- que vemos en diversas pantallas. Pretendemos que las personas puedan manejar adecuadamente las tecnologías de la información, comprender cómo y para qué se producen los audiovisuales y analizar de forma crítica los mensajes que comunican.

El escenario multipantallas y la Educación en Medios Audiovisuales.


La importancia de los medios de comunicación en la vida cotidiana de las personas es cada vez mayor. La TV y otras pantallas se han consolidado como factores de desarrollo individual y social, especialmente para las nuevas generaciones, lo que se expresa en el uso cotidiano que realizan.

Así, los medios de comunicación masivos y las pantallas en general se han transformado para los niños, niñas y jóvenes de hoy en un espacio importante para su desarrollo. Actualmente este grupo tiene una experiencia cultural muy distinta a la de sus padres, profesores o a los adultos con los que se relacionan, tienen nuevas formas de percibir, sentir y vivir la realidad y su relación con los medios audiovisuales. Y aunque sabemos que están capacitados para el manejo de la tecnología, cabe preguntarse si tienen las herramientas y los espacios para comprender y reflexionar sobre los mensajes que reciben de la televisión y otros los medios audiovisuales, más aún cuando gran parte de los programas que consumen no se encuentran dirigidos a ellos.

Según datos de oferta y consumo de televisión casi un cuarto del consumo promedio de televisión abierta por parte de niños y niñas de 4 a 12 años se realiza en el bloque horario que va desde las 22:00 horas hasta las 1:59 horas, y además sólo el 4,0% de la oferta total de televisión abierta corresponde a programas diseñados y dirigidos especialmente a este grupo, lo que implica que los niños y niñas de estas edades ven frecuentemente programas pensados para adultos.

En este contexto, la Educación en Medios Audiovisuales es una herramienta que complementa la regulación que ejerce el CNTV de los contenidos televisivos que emiten los canales, entregando herramientas para comprender la manera en que los medios representan la realidad y nos informan sobre los acontecimientos relevantes que suceden diariamente.