•    El subsecretario de Estado norteamericano, el chileno Daniel Sepúlveda, quien encabezó la delegación de EE.UU en La Habana para abordar la apertura de las comunicaciones entre ambos países, realizó una visita oficial al Consejo Nacional de Televisión.

Presidente CNTV Oscar Reyes junto a Subsecretario de Estado norteamericano, Daniel Sepúlveda.


Con el objetivo de presentar la labor y las nuevas facultades que tiene el Consejo Nacional de Televisión con la implementación de la nueva Ley de Televisión Digital, el Presidente del CNTV Oscar Reyes se reunió con el subsecretario de Estado del Gobierno de Barack Obama, Daniel Sepúlveda.

Sepúlveda, quien tiene vasta experiencia en el desarrollo de políticas públicas, temas de regulación técnica e implicaciones económicas en materias de comunicación visitó el CNTV para intercambiar opiniones que contribuyan a la labor que actualmente se encuentra realizando el organismo fiscalizador chileno bajo la presidencia del periodista Óscar Reyes.

La Ley de Televisión Digital, promulgada el 22 de mayo del 2014 en nuestro país, que junto con fortalecer las atribuciones del Consejo Nacional de Televisión, le otorga la posibilidad de reglamentar variados aspectos de la industria, tales como: televisión cultural, pluralismo, campañas de utilidad pública y en general, todos los contenidos de las emisiones de televisión

“Actualmente, la promulgación de nuevas leyes en el campo de la comunicación y el audiovisual en el cono sur, ha coincidido en la búsqueda por fomentar determinadas políticas, que buscan ofrecer las mismas oportunidades para la ciudadanía, asociadas al acceso a la información y la libertad de expresión, de modo tal que la función de los medios de comunicación tienda a fortalecer el rol que ejercen en la construcción de sociedades democráticas y de cara a la ciudadanía, donde el Consejo Nacional de Televisión juega un rol preponderante, y este tipo de encuentros colaboran en ampliar el espectro de impacto de nuestra actividad”, afirmó Oscar Reyes.

Oscar Reyes y Daniel Sepúlveda junto a consejeros CNTV, Marigen Hornkohl y Andrés Egaña.


En este contexto, la visita de Sepúlveda busca abordar un campo en pleno proceso de transformaciones como la TV Digital y la conectividad. Al respecto, señaló: “Una de las razones de mi viaje a Chile es reunirme con representantes del gobierno y del sector privado para que se unan al diálogo sobre conectividad que actualmente llevamos a cabo en las Naciones Unidas, ya que sólo Brasil, Argentina y México están representando la voz de América Latina.  Chile para nosotros es el campeón en conectividad en términos de acceso en comparación con otros países del continente. Este país tiene mucho que aportar al respecto. Es fundamental abrir la conversación  en esta revolución tecnológica y analizar el rol del Estado e incorporar a la sociedad civil por cierto".

Un ámbito conocido, ya que en marzo pasado, encabezó la delegación estadounidense para establecer la nueva política de telecomunicaciones hacia Cuba.

Sepúlveda, de 42 años, que actualmente cuenta con rango de embajador llegó hasta esta alta posición en el Departamento de Estado tras ocupar distintos cargos en la administración Obama. Hijo de chilenos (su abuelo fue diputado DC antes del golpe de 1973), nació en Pittsburgh en 1972, en momentos que sus padres estudiaban un posgrado en Estados Unidos. En 1973 regresaron a Chile, pero la familia volvió a partir a Norteamérica en 1980, para instalarse definitivamente en Florida.

Entre los años 2004 y 2008 trabajó con el entonces senador Barack Obama a cargo de materias sobre comercio, inmigración, comercio interestatal, trabajo, ética y reforma al reglamento del lobby. También, apoyó al entonces senador durante las sesiones de debate en torno al Acuerdo de Libre Comercio de Centroamérica (CAFTA), inmigración, laboral,  ética y lobby. Además, asesoró a Barack Obama en su campaña presidencial.

Igualmente, se desempeñó durante la administración de Bill Clinton en la Oficina de Políticas del Departamento del Trabajo de EE.UU.  Además, cumplió funciones en el Consejo Nacional de La Raza, la mayor organización de promoción y defensa de los latinos en los Estados Unidos.