Las tendencias regulatorias están ampliamente lideradas por la regulación de contenidos sobre las plataformas de internet, tales como Twitter, Facebook, YouTube y otras, de manera que se analiza, y cuestiona, la intervención de los poderes, públicos y privados, sobre los contenidos compartidos sobre dichas plataformas, las que, en algunos casos se observan como serias limitaciones a la libertad de expresión.

En el mismo sentido, diferentes organismos reguladores, especialmente de Europa, comienzan a extender sus facultades regulatorias a estas plataformas de internet, lo que ha llevado también, a la cooperación inter instituciones, que operan sobre internet, con el objeto de promover un enfoque normativo coherente; aprovechar las experiencias colectivas para la elaboración de políticas regulatorias; mejorar las capacidades regulatorias mediante la puesta en común de conocimientos, y recursos;
anticipar los acontecimientos futuros mediante el desarrollo de una comprensión común de los nuevos fenómenos digitales; promover la innovación y fortalecer la participación internacional con otros órganos reguladores.

También, es relevante el fuerte aumento del uso, de las distintas pantallas, durante el confinamiento obligatorio con ocasión de la pandemia COVID19.

Artículos Relacionados