El 1° de octubre de 2014, entró en vigencia la nueva Normativa sobre programación cultural1, que estipula que los servicios de televisión -abierta y pagada- deben transmitir al menos cuatro horas de programación cultural a la semana, siendo el Consejo Nacional de Televisión2 el encargado de fiscalizar dicha norma.

Artículos Relacionados