Nota publicada en El Mercurio 17.08.19

Estudio del Consejo Nacional de Televisión confirma que hombres y mujeres mayores de 60 años son los que más ven televisión. Se sienten integrados con las noticias, pero echan de menos ver a sus pares en los programas.


Los adultos mayores no se sienten reflejados en la televisión. Así lo indica un informe del Consejo Nacional de Televisión (CNTV) que levantando datos de la Encuesta Nacional de TV de 2017 y estudios de audiencia de este año de Kantar Ibope, concluyó que este segmento piensa que la pantalla no les da visibilidad. La apreciación, además, ha aumentado en la última década: en 2008 el 43% de los mayores de 60 años decía que no aparecían personas de la tercera edad en la TV y hoy esa cifra representa al 57% de ese grupo.

El problema cobra mayor fuerza si se considera que, según el último censo de 2017, los mayores de 60 años representan al 16,2% de la población. Más aún: este segmento no debiera ser obviado por la industria televisiva, ya que los datos indican que son los que más consumen televisión en el país —el 96% ve televisión abierta y el 47% TV de pago — con un promedio diario de 4,31 horas. Si se divide por sexo, las cifras indican que las mujeres consumen 4 horas y 58 minutos de televisión abierta al día mientras que los hombres 3 horas y 8 minutos en ese mismo tiempo.

'Los adultos mayores son el grupo que más televisión consume en Chile y es también el que más la valora. Para ellos, la televisión constituye la principal fuente de acceso a entretención, cultura e información, aspectos esenciales para su calidad de vida' comenta la presidenta del CNTV, Catalina Parot.

El estudio también indica que uno de los formatos que más le gusta ver a este segmento son los noticieros. Incluso, el 58% de los encuestados que tienen entre 70 y 80 años señalan que ver las noticias los 'hace sentir parte de Chile'. Pero el consumo incluye todo tipo de programas y en el primer semestre de este año, por ejemplo, entre lo más consumido por ese grupo están la teleserie 'Verdades ocultas' (15,5 puntos de rating) y la Gala del Festival de Viña (14,9 puntos).

Los adultos mayores también se han sumado a las nuevas tecnologías y han modificado su consumo. El uso de teléfonos inteligentes y tablets, eso sí, varía según la edad y nivel socioeconómico. El segmento de 60 a 64 años es el que más posee nuevas tecnologías (23% smartphones y 14% notebooks) y el de entre los 75 y 80 años es el más bajo en el manejo de estas nuevas tecnologías (10% smartphones y 3% notebooks). El mayor uso de estas tecnologías se da en el estrato ABC1 donde el 27% tiene smartphones y el 31% notebooks, cifra que baja al 15% y 5%, respectivamente, en el caso del grupo D.

'Al tomar en cuenta diferencias socioeconómicas y de edad, se repiten patrones ya conocidos para el resto de la población: los sectores altos están más equipados, ven menos horas de televisión y son más críticos con esta oferta', resume Parot, quien sostiene: 'Los adultos mayores de menos edad tienen más dispositivos que sus pares mayores. Además, llama la atención que los adultos mayores de sectores altos parecen tener más similitudes con los jóvenes que con quienes serían sus coetáneos. Son los 'abuelos millennials'', sentencia.

Finalmente, este segmento respondió que está expectante con la llegada de la televisión digital, que creen podría satisfacer sus demandas. El 70% dice que espera que exista una mayor oferta de programas culturales; el 49% espera contenidos de medicina a distancia y el 45% habla de la posibilidad de tener un gobierno electrónico o de realizar sus trámites por internet.

Artículos Relacionados