Profesores valoran la selección de los programas y las cápsulas con contenidos curriculares, pero piden más. Hoy, estas últimas solo cubren de 1º a 4º básico.

El Mercurio/29.06.20

Del tiempo que los niños están viendo televisión, un 12,9% lo dedican a TV Educa Chile, que se creó para acompañar a las familias durante la pandemia y la suspensión de clases presenciales. La señal ocupa el tercer lugar entre las preferencias infantiles y en rating (0,52) supera a Nickelodeon (0,47) y se acerca a Discovery Kids (0,57).

El Consejo Nacional de Televisión (CNTV), que lidera la iniciativa en coordinación con el Mineduc, tiene una evaluación positiva, pues cifra en cerca de 300 mil los menores que a diario la sintonizan. Su presidenta, Catalina Parot, considera que el Consejo cumplió ante la contingencia: 'Me deja buen sabor, en el sentido de ver que ejecutivos y dueños de canales fueron capaces de estar a la altura'.

En el Mineduc comparten la mirada. El ministro Raúl Figueroa señala que desde que se suspendieron las clases presenciales, el objetivo fue 'buscar todos los espacios para llegar a la mayor cantidad de estudiantes con contenido educativo'. En esa línea, destaca que la TV permite abarcar un público amplio, 'superando incluso la cobertura de internet'.

¿Puede seguir transmitiendo TV Educa Chile tras la pandemia? Parot anticipa que hay posibilidades concretas (ver recuadro). El secretario de Estado, en tanto, plantea que los resultados muestran que las comunidades valoran el canal, por lo que la continuidad de las cápsulas con contenido curricular que el ministerio realiza se evaluará luego de la emergencia sanitaria. 'Las puertas del ministerio están abiertas para seguir avanzando en la innovación y entrega de herramientas pedagógicas', sostiene.

Mayor demanda

Al otro lado de la pantalla, expertos ven con lupa la iniciativa. Mario Santibáñez, profesor ganador del Global Teacher Prize en 2016 y docente en el Centro Educacional San Nicolás (Valdivia), ha tenido algunos problemas para sintonizar la señal debido a la lluvia, pero destaca contenidos como '31 Minutos' y 'Explora'. 'El aprendizaje no son solo los típicos contenidos de la escuela. Hay una multiplicidad de contenidos que se puede adquirir mediante series', asegura.

Eso sí, acota que 'es una lástima que (las cápsulas del Mineduc) solo han sido para el primer ciclo básico'.

La directora de Pedagogía en Educación Básica de la U. San Sebastián, Mariana Oyarzún, destaca el canal, pero coincide en que al limitar este contenido al tramo de 1º a 4º básico, 'no les estamos dando la oportunidad a todos'. Plantea que con niños de kínder, por ejemplo, se podría hacer actividades para fomentar la lectura, como contar cuentos.

El ministro Figueroa afirma que 'se está evaluando ampliar los niveles, siempre dando preferencia a los niños más pequeños, ya que este grupo es menos autónomo'.

Desde Quillota, Eduardo Cortés —también destacado con el Global Teacher Prize, pero en 2017— comenta que su hija de dos años y medio ha disfrutado viendo programas como 'Cantando aprendo a hablar'. Reconoce que para los profesores 'todo apoyo es bienvenido', pero en esa línea, propone que las cápsulas que se muestran no sean solo las elaboradas por el ministerio. Hacer una convocatoria para que otros docentes puedan enviar material, dice, serviría para destacar buenas ideas.


La parrilla

Segmentos Los contenidos se dividen en tramos durante el día, como 'Despierta' y 'Crea'. Cada uno tiene un énfasis. 'Diviértete', por ejemplo, cumple el rol de recreo entretenido.

Miniclases El Mineduc elabora cápsulas educativas para 1º a 4º básico, llamadas 'Aprendo TV', que duran de siete a diez minutos. Se transmiten en el canal y también se suben a internet.

Dónde TV Educa Chile está en las segundas señales digitales de los canales abiertos (se pueden captar con antena, si el televisor no trae el decodificador), en el cable y en la web.

"Puede ser perfectamente la señal cultural de TVN"

La presidenta del CNTV, Catalina Parot, plantea que para el Consejo lo ideal sería que las segundas señales de la TV abierta se destinen a contenidos culturales y educativos para llegar a distintos públicos.

Para promover esto, señala, se podrían impulsar dos iniciativas legislativas: modificar la Ley de Donaciones, para que pueda haber sponsors o patrocinadores de estos canales (que aporten, pero no por la vía publicitaria) y liberar del pago del derecho al espectro radioeléctrico a las señales calificadas como culturales o educativas.

Por ley, dice Parot, debe haber al menos tres señales culturales y la primera es deber de TVN. 'Creemos que a lo mejor TV Educa Chile, como se ha formulado en este modelo, puede ser perfectamente la señal cultural de TVN (...). Yo creo que ahí es donde debiera alojarse hacia el futuro', proyecta.

¿Cuándo podría zanjarse esto? Por lo pronto, está definido que el TV Educa Chile se extenderá al menos unos tres meses más. Hacia delante, Parot revela que 'estamos en conversaciones bastante intensas y avanzadas con TVN, y estamos colaborando desde nuestra institución y dentro de nuestras facultades, con todo para que saque adelante su tarea de tener la señal cultural'.

Artículos Relacionados