Expertos reflexionan sobre democracia y desinformación en tiempos de fake news

10/28/2022 | Noticias Inicio

El Director del departamento de Fiscalización y Supervisión del CNTV, Luis Breull, participó el jueves 27 de octubre como expositor en el conversatorio “La construcción de un relato frente a la verdad líquida”, organizado por la Escuela de Periodismo de la Universidad Andrés Bello, que permitió analizar la problemática sobre “¿Cómo se habla de libertad, verdad y política en tiempos de fake news?. Se dice que ya no existe la verdad”. 

A la actividad también expusieron la periodista, investigadora y académica, Gabriela Pizarro y el Director Ejecutivo de Factor Crítico, el historiador Enzo Abbagliati. La moderación estuvo a cargo del periodista y académico, Arturo Figuera-Bustos.

Los invitados analizaron que en la actualidad ha habido una creciente comprensión del mundo político de la importancia de las redes sociales como un espacio más central en cómo se construye la opinión pública. Comentaron que hay episodios de la política mundial, como la campaña electoral de las elecciones presidenciales en Brasil, que hacen ver que las redes sociales están jugando un rol inédito en las fake news.

El Director de Fiscalización y Supervisión, Luis Breull, sostuvo “que en la actualidad el fenómeno que afecta a las personas que están más expuestas a los medios, como la televisión y la red propia de amigos -a través de la red de WhatsApp-, en donde mientras menos abierto es el horizonte de consumo de medios, más reducido, más vulnerable soy a la información entregada por ese grupo, que en el fondo van construyendo su propio mundo y no saben discriminar de lo que es falso y verdadero; se lo cuestionan todo y se lo creen todo”.  Precisó que “este es un proceso complejo determinar cuáles son los grupos vulnerables con esto y, segundo, entenderlo como un proceso que no es de hoy ni de los últimos cinco años, sino que se ancla como parte de la cultura digital a los procesos de barbarización de la sociedad”.

Luis Breull, comentó que “estamos entregados a una sociedad que en el fondo accede a mucho contenido, pero al mismo tiempo es incapaz de procesar y discriminar. Así, se configura un cuadro que es apetitoso para las campañas políticas de generar ventajas; este es un escenario ideológico de poco contenido y sentido común donde es articulador de estos artefactos”.

Por su parte, Enzo Abbagliati, quien se desempeñó como asesor digital de la ex presidenta Michelle Bachelet, se refirió al consumo de información que se encuentran las personas y al rol que cumplen las redes sociales en anticipar lo que estará en los medios. Explicó que “no tenemos la capacidad de procesar estos flujos de información que crecen potencialmente, día a día; estos algoritmos que ayudan a “seleccionar” nuestra dieta informativa, y lo único que han conseguido es encerrarnos en burbujas donde nos encontramos con quienes piensan igual que nosotros, que reaccionan emocionalmente a los mismos estímulos informativos”.

Respecto de la consulta que tan complejo es el escenario chileno de la democracia misma, Luis Bruell opinó que “estamos en un ambiente contemporáneo de competencia muy polarizada, en general, se tiende a simplificar el debate político mediante la clarificación de posiciones que lesiona la democracia”. Enfatizó que también es importante considerar en este marco de “difusión de fake news o noticias falsas que a los medios se les exige veracidad, información que sea contrarrestable, que tenga un proceso de construcción con un anclaje de métodos profesionales y controlables”.

La periodista Gabriela Pizarro profundizó en la crisis de desinformación de los medios, post estallido social, en el contexto de rabia y deslegitimación generalizada. A su juicio dijo que “los periodistas no estamos haciendo bien la pega, ahí tengo mucha fe a los espacios como éste que se realizan en las universidades, pero también siento que estamos un poco atrasados”. Reflexionó que “todavía estamos centrados en la teoría, que es la fake news, si el término es el correcto, pero ya es la hora de cambiar la forma de hacer periodismo y de hacerle frente a esto, y que en la sala de clases se debatan y se comience a implementar nuevas formas de organizar las salas de redacción en un medio”, concluyó.