• La necesidad de mayor regularidad en la realización del estudio y la importancia de la televisión cultural son algunos de los temas que ocupan tanto a la institución como a la industria.

El Departamento de Estudios del Consejo Nacional de Televisión (CNTV) realizó este martes 21 de agosto un coloquio con gran parte de los canales de televisión abierta con el objetivo de perfeccionar la Encuesta Nacional de Televisión (ENTV). Dicho estudio se realiza desde 1993 y constituye la más importante cartografía de las transformaciones que han ocurrido en la industria televisiva.
El encuentro contó con la participación de la presidenta del CNTV, Catalina Parot; Natalia Amenábar, Paulina Córdova y Lorena Álvarez, de Canal 13; Tamara Montes, de La Red; Patricia Bazán, de Mega; Ignacio Polidura, de Turner; Jessica Ortíz, de Telecanal y Carla Covarrubias, en representación de TVN.
En sus palabras de bienvenida, la presidenta del CNTV, Catalina Parot, enfatizó la importancia que tiene la TV abierta en Chile y el rol que tiene la institución que dirige en lograr una televisión más diversa, de calidad y que refleje los valores de nuestra sociedad.
Al inicio del coloquio, la directora de Estudios del CNTV, María Dolores Souza, realizó una presentación sintetizando los principales resultados de la ENTV, relativos al equipamiento del hogar, el consumo televisivo, la importancia, satisfacción y evaluación que los televidentes otorgan a la televisión, la representación de niños y jóvenes, la televisión digital, además de aspectos regulativos.
Al respecto, María Dolores Souza señaló: “La televisión continúa siendo el medio más importante para los chilenos, como fuente de información e identificación. Esto pese a que el atributo de la televisión como fuente de educación y cultura se ve menguado en 2011 respecto del año 2008 y algo similar sucedió el año 2005 respecto del 2002. La explicación de estas fluctuaciones es compleja, pero se correlaciona con el nivel de satisfacción con la TV abierta: al considerarse que la televisión no es una importante fuente de educación y cultura, baja el nivel de satisfacción –como sucedió en 2005 y 2011. Esto representa un desafío transversal, para el CNTV y la industria en general“.
Ignacio Polidura, Jefe de Estudios de Turner Chile se refirió a la importancia de la Encuesta Nacional de Televisión. “Creemos que es una encuesta muy importante, muy robusta en términos metodológicos, tiene una historia muy amplia de más de 20 años e incluye información muy relevante tanto para aspectos académicos, como para la industria y para la población en general, respecto a cuál es el acontecer de la televisión en Chile“, dijo.
Los estudios más recientes (2014 y 2017) registran la aparición de una nueva preocupación: los contenidos que se ofrecen en Internet: “Este resultado debe ser interpretado en conjunto con el incremento de dispositivos propios entre los niños. Y esto implica y se espera que la televisión sea regulada –abierta y pagada- y esta opinión se ha ido reforzando con los años. En un contexto de más acceso a oferta audiovisual y de comunicación, la televisión abierta sigue concentrando la mayor parte de las preocupaciones y expectativas como bien cultural, lo que representa un desafío para los canales de televisión, el estado y la propia ciudadanía“, señaló Souza.
Respecto a la regularidad en la realización de la Encuesta Nacional de Televisión, Patricia Bazán, Directora de Contenidos y Estándares de Calidad de Mega, explico que “hoy el escenario cambia vertiginosamente, de un año al siguiente, cada 6 meses, y se necesita información más periódicamente, a fin de ahondar más en la satisfacción de los chilenos con la televisión abierta“.