CNTV participa en seminario sobre Regulación comparada en Uruguay

07/06/2015 | Sala de Prensa

Vanessa Sabioncello, en panel “Experiencias Americanas”

La Directora de Comunicaciones, Asuntos Corporativos y Marketing del Consejo Nacional de Televisión, Vanessa Sabioncello García, participó como expositora en el Seminario Internacional sobre regulación comparada de servicios audiovisuales, organizado por la UNESCO y la Presidencia de la Cámara de Representantes de Uruguay en el marco del Plan “Más Democracia”, celebrando 30 años de la recuperación democrática.

La iniciativa contempla un ciclo de seminarios, foros, talleres e instancias de debate, y en esta ocasión, está orientado a recoger las experiencias de diversos países que cuentan con organismos reguladores de servicios audiovisuales.

Participaron también el presidente de la cámara de diputados, Alejandro Sánchez, el Vicepresidente de Uruguay Raúl Sendic; y Lidia Brito, directora regional de Unesco.

El seminario se inició con la apertura de la Directora Regional de la UNESCO, Lidia Brito, junto al diputado y actual Presidente de la Cámara de Representantes, Alejandro Sánchez, quien a propósito del Plan “Más Democracia”, ha señalado: “A 30 años de haber recuperado la democracia, después de haber vivido durante 12 años bajo el régimen de una dictadura cívico-militar, cuyas consecuencias siguen vivas en nuestra memoria, debemos valorarla y cuidarla con nuestros mayores esfuerzos y compromisos. Pero defender la democracia no nos inhibe de interpelarla con más asiduidad. Esta apertura a la discusión exige que perdamos el miedo a interrogarnos cómo es, y, por sobre todo, cómo queremos que sea nuestra democracia futura”.

En la ocasión, Vanessa Sabioncello expuso las características principales del CNTV, así como las líneas prioritarias en el presente del organismo: “Como órgano autónomo y constitucional, las tareas que desarrolla el CNTV superan con creces la mera regulación de contenidos: en la actualidad, somos el único organismo financiando televisión infantil de calidad en el país, mientras continuamos premiando a través del Fondo CNTV, con dinero de todos los chilenos, a destacadas series como la reciente ganadora del EMMY, “¿Con qué sueñas?”.

Sobre las actuales áreas prioritarias del CNTV, abordó las transformaciones que supone la nueva Ley de TV Digital: “Un gran desafío se aproxima con el apagón de la TV analógica. Disponemos de 5 años para informar a toda la ciudadanía, en todas las regiones de Chile. Conjuntamente, hemos creado un nuevo Fondo de Producción Comunitaria, donde lo que hicimos fue generar esta instancia para que productoras audiovisuales que trabajen con los canales comunitarios, puedan darle continuidad a sus proyectos”, señaló.

“Estas tareas son fundamentales en vista a la introducción de la TV Digital: son 5 años en los que tenemos que implementarla y hacer la difusión necesaria. En la VIII Encuesta Nacional de Televisión, publicada en 2014, nos dimos cuenta de que muchas personas no sabían lo que es la TV Digital y cuáles son sus beneficios. Por lo que junto a los aspectos técnicos, debemos informar de la importante transformación que significa: más canales, mejor calidad de la señal, mejor acceso, mayor posibilidad de expresión, mayor diversidad de contenidos. Estamos en el proceso del que tiene mantiene, después se reparte lo que queda. Aumentarán los canales significando alrededor de 160 horas de transmisión diarias; donde la industria se abre a lo local, regional y comunitario, como elemento que potencia y fortalece el pluralismo en la televisión”, finalizó.

El panel titulado “Experiencias americanas” contó asimismo con las intervenciones de Jonathan Levy, representante de la Comisión Federal de Comunicaciones de Estados Unidos, y Rosana Alcántara, Directora de la Agencia Nacional de Cine de Brasil.

La jornada contempló exposiciones sobre la experiencia uruguaya, y otra dedicada a las experiencias mundiales, donde expusieron Ángel García Castillejo, antiguo consejero de la Comisión de Mercado de Telecomunicaciones de España, Eve Salomon, experta internacional en regulación de servicios audiovisuales, y Frank La Rue, ex Relator de Libertad de Expresión de Naciones Unidas.