• El encuentro se da en el marco de la puesta en marcha de la ley de TV digital, aprobada por contraloría, y cuya implementación debiese operar el año 2020.

El pasado 15 de abril fue publicado por el Diario Oficial el reglamento que establece las condiciones y características que tendrá la televisión digital en el país, y que comenzó la cuenta regresiva para el apagón, que debiese ocurrir el año 2020. En este marco, el Presidente del Consejo Nacional de Televisión recibió al Ministro de Transporte y Telecomunicaciones, Andrés Gómez Lobo, para establecer las pautas de un trabajo conjunto entre ambas instituciones con el fin de exponer las características y los cambios que implica la televisión digital.

Para el Ministro de Transporte y Telecomunicaciones, Andrés Gómez Lobo, la “TV Digital busca garantizar el despliegue de estos servicios a zonas aisladas, asegurando las mismas condiciones de calidad técnica y de oferta programática a todos los chilenos y chilenas”.

Ministro de Transportes y Telecomuncaciones, Andrés Gomez Lobo.

Con este encuentro se comienza a delinear un proceso tecnológico que cambiará la forma de ver televisión de los chilenos y chilenas, con plazos establecidos, y que permitirá, entre otras cosas, que el Mundial de Fútbol de Rusia 2018 se pueda ver gratuitamente en HD. Por otra parte, en un plazo de dos años, las capitales regionales contarán con cobertura de TVD, ya que el plan contiene los hitos de despliegue de esta tecnología.

Este encuentro representa una instancia programática en la implementación de la TV Digital, y da partida a una serie de instancias que tienen su origen en el año 2009, cuando durante el primer gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet, el país definió la norma técnica oficial que se adoptaría para las transmisiones de la TV Digital. Posteriormente, en 2014, y tras siete años de discusión en el Congreso Nacional, al iniciar su segundo mandato, la Presidenta promulgó la Ley que permite la introducción de la TV Digital Terrestre. La última parte de este proceso se realizó el pasado 10 de abril, cuando la Contraloría General de la República tomó razón del Reglamento que aprueba el Plan de TVD, elaborado en base a una Consulta Pública para asegurar la participación ciudadana.

En la ocasión, se abordó igualmente el trabajo mancomunado entre el Ministerio de Transporte y Telecomunicaciones, a través de la Subtel, y el Consejo Nacional de Televisión, con la finalidad de exponer los alcances de la TV digital y los cambios que introducirá en el país.

“Este tema debemos hacerlo más ciudadano. La gente aún no sabe lo que implica este cambio y cómo les cambiará la vida. Debemos unir nuestros esfuerzos para hacer más cívico este cambio de paradigma”, señaló el Presidente del CNTV, Óscar Reyes.

Presidente CNTV, Óscar Reyes junto a Ministro Andrés Gomez Lobo.

De esta forma, de aquí al año 2020 coexistirán las señales actuales con la digital. A partir de entonces dejará de existir la televisión análoga, y nuestro país contará, a lo largo de su territorio, con una televisión de mejor calidad y de fácil acceso, a través de la TV Digital. Esto beneficiará especialmente a zonas aisladas, a las que se les garantizarán condiciones de calidad y de oferta programática equivalentes a las del resto del país.

El documento establece la exigencia de dos señales por canal, y una señal “One Sec” que puede ser recepcionada en Teléfonos Celulares, Computadores y Tablets. A la vez que se garantizan las condiciones técnicas para el desarrollo de canales regionales y locales. De esta forma, junto con la mejora en términos de calidad de imagen de las transmisiones en Alta Definición (HD) propias de la digitalización, el reglamento asegura una mayor oferta de contenidos televisivos, a través de distintos operadores y señales, para todo el país, en un fuerte aliciente al pluralismo en la TV.

En el caso de las zonas aisladas, los canales que opten por brindar soluciones de transmisión satelital y no terrestres, deberán proveer del equipamiento de recepción respectivo, a través de kits autoinstalables, por una vez, a todos los hogares, sin costo para los usuarios, en un despliegue técnico en pos de la integración.