Cualquier particular puede denunciar ante el CNTV las emisiones televisivas que eventualmente transgredan el correcto funcionamiento de los servicios de televisión.